Marketing También es Responsable de Deleitar

En tiempos antiguos la gente de ventas se dedicaba a cerrar ventas y la de servicio al cliente, de enamorarlos para que tuvieran una buena experiencia con el producto y con la empresa.

Eso ha cambiado: la responsabilidad de deleitar al cliente ya no es de uno, sino de todos. ¿Por qué esperar a que un prospecto sea cliente para atender sus necesidades?, ¿por qué no hacerlo desde que es un cliente potencial? ¿Por qué no darles una experiencia basada en sus necesidades, intereses y sueños? Que queden tan sorprendidos que no tengan otra opción más que salir a presumir nuestra marca.

Cada interacción que un prospecto tiene con algún empleado, la página web o cualquier contenido referente a la empresa, debe de convertirse en una buena experiencia. Entre mejor sea, los prospectos serán más felices y te ayudarán a crear esa experiencia que tu empresa o marca les puede dar.

La meta de dar este tipo de experiencias durante el ciclo de vida de un cliente hace  que la empresa  sobresalga de las demás y tenga ventajas sobre sus competidores.  Los clientes que tienen más y mejores experiencias son los que se quedan más tiempo, en comparación con quienes experimentan algo neutro o negativo.

Pero ¿cómo crear esa experiencia?  ¿Cómo comunicar la importancia de deleitar al cliente desde antes de que lo sea?

Hazte estas tres preguntas para que sepas si estás deleitando a la gente:

  1. ¿Estás solucionando sus problemas?

Lo primero (y quizás lo más importante) que tu organización debe hacer es resolver los problemas de los clientes actuales y potenciales. Ofrecer a sus clientes una solución al problema que enfrentan o una manera para llegar al objetivo que busca. Deben dar a sus clientes soluciones que se alineen con sus deseos individuales, necesidades y preferencias.

A pesar de que no están pagando por el momento, también es importante resolver los problemas de los clientes potenciales. El razonamiento aquí es múltiple: ayudar a la gente y ellos te ayudarán. Si demuestras a tus clientes potenciales que eres confiable y eficaz cuando aún no están pagando, serán mucho más propensos a  hacer negocios con tu organización en el futuro. La buena voluntad influye en la transformación de los clientes en promotores posventa.

  1. ¿Hacen recomendaciones útiles?

Resolver los problemas a corto plazo es genial, pero ¿qué va a pasar la próxima vez que clientes y prospectos  encuentran un problema similar o quieran lograr un objetivo similar? Resolver problemas y dar más información ayudará a hacer frente a retos similares en el futuro.

Educar a clientes potenciales y existentes con recomendaciones de marketing, así como ayudarles a tener éxito, son elementos esenciales para la construcción de una gran primera experiencia con la organización.

Los beneficios de permitir a la gente a alcanzar sus objetivos y resolver sus problemas en lugar de sólo armarlos con los hechos, tiene más impacto tanto para el individuo que para la organizaciones. Si los clientes y prospectos obtienen un constante recordatorio positivo de una empresa cada vez que utilizan sus consejos y recomendaciones, la reconocerán como una organización útil con la que quieran hacer negocios.

  1. ¿Eres entusiasta, cálido y divertido?

¿La información que das es como leer el diccionario o la enciclopedia? Queremos es que los clientes actuales y potenciales nos vean como una fuente de conocimiento y asistencia. Asegúrate de que cada interacción clientes sea entusiasta, divertida y acogedora. Para crear una experiencia calidad, proporciona una interacción humana que respete el tiempo de los clientes y los haga felices, satisfechos, y educados, en todo momento.

Como último punto aquí hay tres pilares para deleitar:

  1. Innovación.

Cuando la gente oye la palabra “innovación”, muchos piensan en un avance enorme, lo cual no es siempre el caso. En situaciones de negocios es mejor hacer pequeños cambios, uno a la vez, para que se sepan los efectos de cada uno. El cambio es mejor que mantener el status quo. Recuerda que siempre se apunta a mejorar la experiencia del cliente, por lo que el cambio es absolutamente necesario.

  1. Comunicación.

Se presenta en dos formas diferentes: la comunicación verbal y la no verbal. También hay comunicación personal y no personal y, en los negocios, la comunicación personal es esencial: los clientes quieren ser tratados como personas, no como un número. Esto ayudará a establecer confianza, ya que los clientes son más propensos a confiar en una empresa si creen que tiene una relación con ellos.

  1. Educación de los empleados.

Los empleados pueden educar a los clientes sobre los productos o servicios. Se relaciona con darles poder para tomar decisiones correctas y al atender sus problemas. Cuando el cliente ha adquirido conocimientos sobre el producto o servicio que necesita, entonces tiene la capacidad de hacer la mejor compra. El contenido es una de las mejores maneras de educar a los clientes, pues  ayuda a responder sus preguntas, lo cual los hace sentir encantados por los esfuerzos.

 
 

Recursos Gratuitos

Ebook Gratis

Encontrando Top Performers

Los mejores candidatos para tu empresa.

Descárgalo

Ebook Gratis

¿Cómo hacer un Programa de Incentivos Exitoso?

¡Conoce las 10 Mejores Prácticas para lograrlo!

Descárgalo

Caso de éxito

Mira cómo logramos vender 2,000 unidades con nuestra promoción.

Soluciones de consumo, Armadora de Autos.

Descárgalo

 

Algunos de Nuestros Clientes